ETSI Geodésica, Cartográfica y Topográfica, Universidad Politécnica de Valencia


“La pizarra digital interactiva SMART Board
me permite  impartir una clase más
dinámica y explicar el contenido de forma
más clara. Y el alumno lo valora.”
Ricardo López, profesor y subdirector de la
Escuela Técnica Superior de Ingeniería
Geodésica, Cartográfica y Topográfica

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería Geodésica, Cartográfica y Topográfica de la Universidad Politécnica de Valencia celebró en 2010 su XX Aniversario con la satisfacción de haberse convertido en una de las escuelas de ingeniería más prestigiosas de Europa. El éxito se debe, además de la calidad y experiencia de su personal docente, a la apuesta por las TIC y por dotar a los alumnos y profesores de las mejores herramientas para su aprendizaje.
Una de esas herramientas es sin duda la pizarra digital interactiva SMART Board, que desde 2009 se encuentra instalada en todas las aulas del centro.

En total, cuentan con 11  pizarras digitales interactivas SMART Board, una por aula, así como  una pizarra digital SMART Board portátil en la Sala de Juntas y otra fija en el Seminario de Matemática Aplicada. Y están a punto de adquirir una nueva pizarra SMART Board para el Salón de Gradosdonde los alumnos exponen los proyectos fin de carrera.
La dotación de pizarras digitales interactivas SMART Board forma parte de un proyecto global que incluye ordenadores para los alumnos en las aulas, páginas web por asignaturas donde los profesores suben los contenidos didácticos, proyectos y trabajos que deben realizar los alumnos, así como calendarios y demás temas docentes. De este modo, los alumnos tienen un acceso rápido a los contenidos y permite la colaboración entre ellos.
“Sinceramente podemos decir que nuestra Escuela cuenta con muy buenos recursos”, afirma Ricardo López, subdirector de la ETSI. “Hemos realizado un importante esfuerzo a lo largo de los últimos años, pero nos vemos recompensados de varias formas. Además, de ser consideradas unade las mejores en su campo en Europa, mantenemos un número óptimo de alumnos. Creo que somos la primera Escuela de Ingeniería con pizarra digital en todas las aulas”.
Desde que disponen de pizarras interactivas SMART Board, los profesores se dan cuenta de que las clases son más dinámicas, y pueden explicar los temas con más claridad.
“Poder resaltar lo importante utilizando las herramientas de la pizarra digital interactiva SMART Board, sin tener que estar supeditado a la programación de una presentación hecha de antemano, como pueda ser las presentaciones en Power Point, aporta frescura”, señala el profesor López.
Para él es importante poder hacer anotaciones conforme va evolucionando la clase, grabarla, volver atrás para repasar y enviarla al final de la clase  a los alumnos por correo electrónico o subirla a la web de la asignatura.
“En mi caso tengo que explicar temas relacionados con la obra, el trabajo de campo, y necesito utilizar muchos dibujos y fotografías”, explica López. “Y me ayuda mucho poder marcar y señalar los detalles que estoy explicando. Resaltar, por ejemplo, donde marcar los apoyos del tablero de un puente. Y también me permite dejar que los alumnos  salgan a la pizarra y lo hagan ellos para corregirlos.”Una de las herramientas que más valoran y consideran  muy práctico es usar la cortina o reflector para tapar o centrar la atención en lo que están explicando.
Uno de los factores críticos para sacar el máximo partido a la pizarra digital interactiva es la formación.
“Cuando nos planteamos instalar  pizarras digitales estuvimos analizando la oferta y en cuanto vimos las pizarras digitales interactivas SMART Board, lo tuvimos claro. Nos encantaron que las herramientas de la pizarra fuesen flotantes, que fuese táctil, la bandeja…todo su potencial y calidad”, comenta López. “Pero para nosotros también era muy importante la formación del profesorado y el apoyo que nos daban.”
En este sentido, SMART organizó un primercurso de formación para todos losdocentes de la Escuela con formadores de SMART, que sirvió para romper el hielo y quitar el miedo inicial hacia la nueva herramienta. Después el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la Universidad Politécnica de Valencia impartió otro curso de forma oficial para toda la Universidad, que se hizo en la ETSIGeodésica con formadores de SMART.
Ahora se prevé que el ICE oferte dos cursos anuales con la formación que van a recibir y después de dos años trabajando con pizarras digitales interactivas SMART Board, el siguiente paso es que los profesores empiecen a crear los contenidos teniendo en cuenta todo el potencial de la pizarra digital interactiva.
“Para ello nos ha va ayudar mucho la adaptación de las asignaturas a los nuevos grados del Plan Bolonia”, comenta López.
El objetivo es que los profesores puedan impartir mejor sus clases, que ayuden a que los alumnos aprendan más y mejor, y el profesorado tenga más facilidades.
Una entusiasta de la pizarra digital interactiva SMART Board es la profesora Marín, que la utiliza tanto en sus clases como en el Seminario del Departamento de Matemática Aplicada. Sin embargo, todavía cree que tendrá que haber un periodo de convivencia de la pizarra tradicional con la pizarra digital interactiva.
“Una ventaja de esta herramienta es la de poder proyectar en la misma pantalla distintas ventanas y trabajar simultáneamente con ellas, de manera que puedas hacer referencia al PDF del texto que se esté utilizando en esa clase, a la vez ir escribiendo en la propia pantalla un fichero del software de aprendizaje colaborativo SMART NotebookTMdonde añadir dibujos, explicaciones o demostraciones necesarias”, comenta Pepa Marín, profesora del Departamento de Matemática Aplicada. “Y también ilustrar algunas propiedades haciendo uso de software educativo como, por ejemplo, el programa Mathematica. A veces, lo ideal sería disponer de dos pizarras digitales”.
Para la profesora Marín, una de las grandes ventajas de la pizarra digital interactiva SMART Board  es que puedes guardar en un fichero del programa SMART Notebook el desarrollo de la resolución de un problema y recuperarlo en cualquier momento de la clase o en otra sesión, cosa que evidentemente no sucede con la pizarra tradicional.
Según ella, lo bueno, además, es que los alumnos están viendo en las pantallas de sus ordenadores las figuras con las que trabajamos en la pizarra digital. Al mismo tiempo puede subrayar y señalar en cualquier documento que utilizan, siendo igual que esté creado en PDF o a través de software especializados como el Wolfram Mathematica.

“La pizarra digital interactiva SMART Board
ayuda mucho a visualizar complejas figuras
geométricas y señalar sobre ellas los
aspectos interesantes. También permite
mostrar los resultados de los problemas
matemáticos”
Pepa Marín, profesora de Matemática
Aplicada


Sobre SMART españa

Lo extraordinario hecho simple