Aprendizaje Personalizado (Self Organized Learning)

En los meses transcurridos desde que  Sugata Mitra ganó el premio TED para su escuela en “The Cloud Proiect”, el concepto SOLE (Self Organized Learning), ha intrigado e inspirado un número creciente de estudiantes y educadores de todo el mundo.

Según el sitio web de Mitra, un SOLE se define como:
Un entorno en el que se les da a los estudiantes la libertad de aprender colaborativamente utilizando internet. Un educador plantea una gran pregunta y los estudiantes forman grupos pequeños para encontrar una respuesta. Durante una SOLE  los estudiantes son libres de moverse y compartir información o cambiar de grupo en cualquier momento; hacia el final de una sesión tienen la oportunidad de compartir lo que aprendieron con todo el grupo. las sesiones SOLE  se caracterizan por el descubrimiento, el intercambio y la espontaneidad.

Christopher Allen, Instructor Tecnológico Especialista en Educación Artística Conectada para PS 57 en Staten Island, recientemente llevó a su clase a nuestra oficina en la Ciudad de Nueva York para explorar lo que es aprender en una SOLE. Christopher, que es también uno de nuestros profesores ejemplares accedió amablemente a compartir sus pensamientos en torno a la experiencia:
“Si enseñamos a los estudiantes de hoy como enseñamos a los de ayer, les estamos robando el mañana.”
Estas palabras de John Dewey se publican a las afueras de un reformado laboratorio tecnológico que una vez sirvió como una sala de almacenamiento de tecnología en mi escuela. He elegido resaltar estas palabras no sólo como motivación, sino como un recordatorio de los difíciles retos que apareja ser instructor de tecnología en una comunidad de aprendizaje que se había visto obligada a cerrar las puertas de su programa de tecnología unos años antes.
Fui nombrado para el cargo en junio y rápidamente comencé a trabajar en el laboratorio, que debía servir como un entorno de aprendizaje físico para más de 125 estudiantes cada día. Las incontables horas en verano preparando la clase,  para facilitar que los alumnos pudieran organizar sus mesas y adaptar los ajustes de cada laptop pasaron volando. Antes de darme cuenta, mis alumnos hacían fila en la puerta, al lado del tablón de anuncios que muestra un poderoso mensaje de Dewey. Después de una última mirada a esas palabras, yo respiré hondo y comencé a informar a la clase de mis expectativas sobre su trabajo en el laboratorio. Cada uno de los estudiantes se presentó y encontró sus asientos, y yo tomé mi posición frente a la SMART Board.
Fue en ese momento cuando comenzó el verdadero trabajo.
Durante el verano, yo había tenido la suerte de participar en el primer Departamento de Educación de Innovación Partner PD Cohort de la ciudad de Nueva York, obteniendo certificaciones en potentes herramientas de aprendizaje tales como PBS Learning Media, Edmodo, y pantallas interactivas SMART. Unirlo todo fue el siguiente paso. Pasé un montón de tiempo planificando las actividades de aprendizaje que no sólo se alinearan con el contenido y estándares de aprendizaje básicos, sino que involucrasen a los estudiantes a través del uso de computadoras portátiles e Internet.
Las cosas parecían estar mejorando día a día, y a menudo se hace referencia a las palabras de Dewey para la motivación y el estímulo. Pero no fue hasta la experiencia SOLE en el aula colaborativa de SMART cuando tuve una visión clara de una mejor manera de involucrar a los estudiantes en experiencias de aprendizaje eficaces y valiosas a través del uso de la tecnología.
Organizada por Tara Mattingly y Ellen Afromsky, de SMART, junto con Natalia Arredondo de la central SOLE de la Universidad de Newcastle, la sesión nos brindó a mis alumnos y a mí la experiencia de aprendizaje más increíble. Los niños estaban ansiosos por aprender desde el momento en que nos subimos al autobús y entramos por las puertas giratorias en Lexington Ave. Su emoción sólo creció cuando entraron en una sala que albergaba cada una de las herramientas interactivas de SMART!
Cuando los estudiantes salieron de su asombro, Natalia se dirigió al grupo. Como mediadora SOLE,  ella les informó sobre su labor y sus expectativas. Su entrega se parecía mucho a la mía en el pasillo el primer día de escuela y, como yo, se paró repentinamente. En ese momento de silencio, sentí esa aranoia que estoy seguro que la mayoría de los profesores han experimentado al llevar a sus alumnos fuera del colegio. Afortunadamente, no era más que una pausa de reflexión, después de lo cual Natalia animó a los estudiantes a comenzar.
Se les dio la tarea de responder a una sola pregunta: “¿Cómo se convirtió la ballena azul en el organismo vivo más grande en la Tierra?”

Con esta pregunta esencial y la libertad de utilizar todas las herramientas que SMART les había proporcionado, los estudiantes crearon un ambiente de aprendizaje verdaderamente notable en el que no sólo trabajaban sino que estaban entusiasmados acerca de sus propias experiencias de aprendizaje. Rápidamente se organizaron y asignaron roles entre sí. Decidieron que algunos de ellos serían investigadores, mientras que otros serían los periodistas. Usando los displays de SMART, los “investigadores” comenzaron a explorar los contenidos en línea relacionados con las ballenas azules. Ellos transmitían los conocimientos adquiridos a los ‘periodistas’, que lo volcaban en SMART Amp para preparar sus presentaciones.
Me sorprendió, no sólo que se estaba compartiendo mucha información entre los grupos y sus compañeros, también la rapidez con que los estudiantes se familiarizaron con el nuevo software y herramientas que habían descubierto sólo unos minutos antes. Después de haber pasado una buena mayoría de mi último año centrado en la discusión en clase y el cuestionamiento, sentía curiosidad sobre cómo los estudiantes rendirían cuentas, así que me senté con los grupos y escuché a los estudiantes interactuando. El lenguaje académico y la conversación eran impresionantes. A medida que los investigadores compartían la información que habían adquirido, las preguntas de los reporteros les enviaban de vuelta a la SMART Board para investigar más profundamente, en otra dirección, o para buscar conexiones con otros temas relacionados.
Me considero muy afortunado de haber tenido la oportunidad de participar en una experiencia de aprendizaje única y reveladora. La mayoría de los educadores podrían considerar este entorno caótico y no estructurado, y esto me obliga a compartir mi experiencia con ellos y desafiarlos a reflexionar sobre su propia pedagogía. Las palabras de Dewey han cobrado nueva significado para mí, y animo a otros educadores a pensar en lo que estas palabras significan para ellos:
“Si enseñamos a los estudiantes de hoy como enseñamos a los de ayer, les estamos robando el mañana.”


Sobre mercedes